día #27: cuando el sacrificio del hombre redimió a la humanidad

Viernes Santo

Hoy es el primer día que el Ratio Reproductivo Básico (Ro) del #Covid19 cae por debajo de 1 en todas las Comunidades Autónomas españolas. Cada infectado ahora contagia, de media, a menos de 1 persona. Cuando el Ro es inferior a 1 en cualquier especie animal, sabemos que dicha especie entra en peligro de extinción. Cuando esto ocurre con una pandemia, sabemos que la humanidad se encamina hacia su salvación.

Del sacrificio de 47 millones de españoles sometidos al confinamiento durante casi un mes, surge la redención: la ola epidémica remite y eso se traduce en una tendencia sostenida hacia menos infectados y menos muertos no solo en España sino también en Italia

Pero aún hay que llevar la buena nueva a los gentiles: ¿será Boris Johnson el nuevo Saulo de Tarso, con sólida formación clásica e idéntico escepticismo, quien tras caer del caballo por el rayo del #coronavirus, salga del hospital en modo converso para transmitir el mensaje de redención al corazón del imperio?

La ciudad eterna ahora se llama Nueva York y ya desde el 11S apunta maneras de mártir. Con 160.000 infectados registrados, ya se ha colocado por delante de toda España en el macabro ranking de los territorios más afectados por la #Covid19. Sólo en el día de ayer se registraron 777 víctimas mortales asociadas a la Pandemia. Enormes camiones frigoríficos recorren las avenidas de Manhattan apilando los cadáveres que no pueden absorber los servicios funerarios.

La interestatal 95 sigue siendo la principal vía de entrada por vía terrestre a Nueva York: al este de la misma, justo a la altura del Bronx, se halla la pequeña isla de Hart, donde hoy hemos conocido que se ha habilitado la primera fosa común para las víctimas del #coronavirus a las que nadie reclama. Cual moderna Via Apia, de la interestatal 95 se puede afirmar, recuperando las palabras de Cicerón, que “la vía entra a la ciudad a través del espesor de los muertos

Fosas comunes de #coronavirus en el Bronx, New York

Pero todo indica que lo peor está por llegar: salvo sorpresa, la Historia podrá señalar a Donald Trump como a un moderno Nerón que llevó a su gran capital a una catástrofe inimaginable por más que luego quiera culpar a los extranjeros que llegaron del este

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: