Posts Tagged ‘inversión’

día 66: aprendiendo (de nuevo) con Luís Martín Cabiedes

diciembre 15, 2008

Conocí a Luís hace algo más de 10 años en una sala de reuniones de Europa Press. El estaba buscando a una persona joven pero con experiencia periodística y comercial y conocimientos de Internet. Yo estaba buscando un trabajo ilusionante en una empresa periodística y el perfil del puesto me encajaba como un guante. 

Bastaron menos de dos años para lograr que la nueva división de la agencia dedicada a producir y suministrar contenidos digitales a sitios web se convirtiese en la más rentable y de mayor crecimiento del grupo. Luis demostró una vez más su buen ojo tal y como ya lo había hecho con Europa Press Televisión y Europa Press Comunicación.

Esta semana he tenido la suerte de volver a aprender de él durante su participación en el recomendable foro Iniciador en el que yo mismo tuve ocasión de participar hace dos meses.

Aunque varios posts ya han contado detalladamente el contenido de su intervención (que realmente fue un debate de principio a final con los emprendedores presentes) yo voy a reseñar un par de aspectos que me parecen especialmente valiosos para los que estamos arrancando un proyecto:

“La crisis hace daño al que ya está establecido pero genera oportunidades para el que comienza ahora“: Lo que debe importar al que lanza ahora un negocio no es que el tamaño de un mercado disminuya o que su ritmo estimado de crecimiento sea menor de lo previsto sino ser capaz de hacer las cosas ‘relativamente’ mejor que la competencia. Puede que nuestro negocio madure lentamente, pero si arañamos cuota de mercado a otros y demostramos más eficiencia que la media, nos irá bien.

“Ni el emprendedor ni el inversor controlan el tiempo de las cosas”: A este respecto Luís recordaba como algunos de los emprendedores en los que él ha invertido insistían en gastar rápidamente mucho dinero en Marketing para hacer crecer el negocio. A su juicio, eso es despilfarrar los recursos. El negocio debe ir concretándose y desarrollándose a la espera de ‘encontrar su momento’, es decir, conectar con el mercado. Y es en ese momento, que el negocio comienza a despegar cuando hay que echar el resto, tanto en esfuerzo como en dinero, para multiplicar la dimensión de la empresa por diez, por veinte o por treinta.

“Ninguna cantidad de dinero puede hacer viable un proyecto que no florece por sí solo”: En este sentido, Luís relativizó la importancia del ‘business angel’ y del ‘capital riesgo’, insistiendo en que es al emprendedor a quien corresponde encontrar la mejor oportunidad de negocio y construir un proyecto empresarial viable en torno a ella. Una vez la empresa se ha constituído, la actividad se ha iniciado y las cuentas están bien claras es cuando los inversores pueden (o no) sentirse atraídos por la posible oportunidad de inversión que acelerar el crecimiento de dicho negocio represente para ellos.

A continuación os dejo algunos vídeos con la charla de Luís donde encontraréis muchas más ideas sugerentes, especialmente si estáis pensando en acudir a un inversor privado. No siempre se le entiende bien pero es que Luís habla rápido y vocaliza poco (nadie es perfecto;)

[blip.tv ?posts_id=1573123&dest=-1]

[blip.tv ?posts_id=1573521&dest=-1]

[blip.tv ?posts_id=1577703&dest=-1]

Anuncios

Día 63: Las razones por las que no quiero tu dinero

noviembre 23, 2008

Tras la lectura de un más que lúcido post escrito por el empresario e inversor en proyectos TIC Alejandro Suárez con el título ‘Las razones por las que no voy a invertir en tu proyecto’ me sentí en la necesidad de aclarar yo también en un post mi postura frente a inversores y financiadores:

-A la gran caja de ahorros que, tras un mes estudiando mi solicitud de factoring para que me adelantaran parcialmente el importe de una factura emitida a la Administración me responde “dado que su cliente es totalmente solvente no hay ningún problema en aprobar la operación siempre que usted previamente nos traiga las escrituras de propiedad de su vivienda para avalar dicha operación” yo le digo:

No quiero tu dinero porque tus condiciones atentan contra todos los principios del derecho mercantil por los que se rigen tanto tu entidad como la mía. Si yo constituyo una Sociedad de Responsabilidad Limitada no es para responder de la misma con mi patrimonio personal así como yo no espero que embarguen las casas de directivos y accionistas de tu entidad en la desafortunada hipótesis de que la crisis se te lleve por delante.

-A los inversores que esperan poder comprar duros a peseta en la nueva coyuntura económica yo les digo:

No quiero vuestro dinero en mi capital: Si queréis cazar gangas, id a la bolsa a comprar a precio de saldo las acciones de todas esas compañías a las que se les ha atravesado la crisis. Las pequeñas empresas nacidas en plena crisis y que ya estamos en números negros no nos devaluamos con la misma sino que nos hacemos más fuertes cuanto más arrecia el temporal. La perentoria necesidad de rebajar costes de las grandes organizaciones las hace huir de proveedores caros e ineficientes en busca de soluciones flexibles y competitivas que, a menudo, los pequeños estamos en mejores condiciones de proporcionar.

-A los funcionarios que gestionan ayudas públicas cuya solicitud requiere un esfuerzo ingente de documentación y papeleo y cuya concesión se puede demorar meses o incluso años les digo:

No quiero vuestra ayuda porque mi tiempo vale más que vuestro dinero y porque atender necesidades de financiación con seis meses de demora parece más un chiste que un servicio público (para cuando llegan, o bien el beneficiario ha quebrado y ya no puede percibir la ayuda, o ha salido adelante con sus propios recursos demostrando que en realidad no necesitaba la ayuda).

 

En definitiva el dinero que sí quiero es el de los clientes satisfechos que deciden repetir tras probar o el de los nuevos clientes atraídos por las buenas referencias de los anteriores. Y en el capital de Agora News sólo son bienvenidos los accionistas que verdaderamente aportan valor, ya sea como socio industrial o comercial o por formar parte activa de nuestro consejo asesor.

 

Aprovecho para recomendar una vez más el excelente post de Damian Voltes ‘cuando el dinero hace daño a las start-ups’

día 56: el tuerto guiando al ciego o cómo aconsejar cabalmente a otro emprendedor

octubre 19, 2008

En los últimos días me he encontrado, en reiteradas ocasiones, ante la difícil tesitura de escuchar y aconsejar a emprendedores (o más bien preemprendedores) que buscan desesperadamente sacar adelante sus proyectos y no terminan de dar con la tecla adecuada.

En uno de los casos, el acercamiento se basaba en una supuesta semejanza de perfiles. En palabras de mi interlocutor “tanto tú como yo hemos trabajado muchos años en un gran medio tradicional y ahora nos enfrentamos al reto de ser empresarios de la Comunicación poniendo en valor nuestra experiencia”. En realidad la semejanza acaba ahí. Él fue presentador de televisión durante décadas y ahora se ha visto afectado por un ERE masivo e intenta hacer de la necesidad virtud. Jamás tuvo que dedicarse a vender, facturar o cobrar en su antiguo empleo.

En un esfuerzo loable, constituyó hace seis meses una empresa con la que intenta suministrar contenidos audiovisuales a las grandes cadenas de televisión apoyándose en su imagen personal. Pero no ha comprado cámaras porque ‘salen muy caras’. Su estrategia de producción pasa por llegar a acuerdos con grandes productoras que le den respaldo a la hora de vender contenidos. El problema es que las productoras le rechazan con el argumento “tú intentas meterte en nuestro mercado valiéndote de nuestros recursos y encima quedarte con buena parte de nuestro margen de negocio.”

Mi consejo fue que dedicase más esfuerzos a vender y menos a pelearse por el reparto de porcentajes con potenciales subcontratistas.

En otra de las ocasiones un profesional que ha desarrollado su carrerar profesional en las lides de la consultoría y ahora está decidido a emprender me expresa su desesperación por “enganchar en alguna cadena de valor dentro de la ‘cultura digital’ española”. Su propuesta de valor, según explica en su plan de negocio, se basa en:

“crear un nuevo concepto de eLearning para satisfacer la demanda insatisfecha del mercado. Utilizar la creciente convergencia tecnológica y cultural de la TV con la Internet para diseñar y ejecutar metodologías para el ‘aprendizaje colaborativo’ que resultan más atractivos y facilitan la transferencia de lo aprendido en ‘el espacio virtual de aprendizaje’ a los campos reales de actuación donde se desempeñan profesionalmente los alumnos”

Mi análisis es que la inercia de la consultoría centrada en grandes organizaciones puede llegar a ser un obstáculo para empezar desde cero. Determinados planteamientos pueden ser óptimos para solicitar una subvención o incluso para que una gran empresa experimente con una nueva vía de negocio. Pero no son válidos cuando tienes que comenzar a construir algo con escasos recursos. 

Mi consejo fue “creo que lo importante cuando empiezas de cero no es tanto identificar dónde está el valor sino identificar dónde está el dinero. Después llega el momento de construir la propuesta de valor para que ese dinero cambie de manos

Más sencillo me resultó aconsejar a un emprendedor que me llamaba desde el INEM para explicarme que no le adelantaban el pago único al intentar constituir su SL: “lo solicitas como autónomo, haces las inversiones necesarias para arrancar tu negocio y en segundo paso llega la SL”

Otro emprendedor social y amigo me confesaba recientemente “le tengo tanta aversión al excel que las previsiones de mi plan de negocio las estoy haciendo con Photoshop”. No sé si se lo dije en el  momento, pero en todo caso le respondo ahora: “vas a tener que pasar por el aro de las hojas de cálculo, te gusten o no, por muy social que sea tu proyecto”

Por último, reconozco que a dos personas que estaban dudando si dejar ahora su trabajo para emprender tuve que decirles, de corazón, “espera unos meses antes de lanzarte a la piscina, porque la están drenando y aún no sabemos si el agua tiene dos metros o dos centímetros de profundidad

Aprovecho para dejar algunos enlaces con mejores consejos de los que yo me creo capaz:

Startups, ¿ahora o en otro  momento? por Alejandro Santana

Consejos de Sequoia VC para sus startups participadas por Om Malik

El Apocalipsis ¿y aún crees que no te afectará mucho?, por Alejandro Suárez

Web 2.0 y crisis por José A. del Moral

Web 2.0 y crisis: no es para tanto por Miguel A. Díez Ferreira

El que tenga un duro, que lo guarde por Carlos Blanco (citanto a Luis Martín Cabiedes)

Por si estás pensando en buscar inversión por Javier Martín

Emprender en tiempos de crisis por Antonio Andujar

día 46: recibir inversión privada

julio 25, 2008

Ayer mismo acudí de nuevo al notario para formalizar la ampliación de capital por la que Alianzo Networks adquiere el 16% de Agora News.

Esta operación, cuidadosamente estudiada por ambas partes, genera, con carácter inmediato, dos efectos positivos para Agora News:

1. Gracias a la entrada de dinero en efectivo en la caja de Agora News se facilita el cumplimiento del plan financiero que adelanté hace días en este mismo blog

2. Alianzo Networks se convierte en partner tecnológico de Agora News: de este modo, los importantes desarrollos web y de distribución de video en entornos digitales previstos para los próximos meses estarán garantizados por una organización hermana cuyo éxito es también nuestro éxito. 

A su vez, la operación es interesante para Alianzo Networks por varias razones que su CEO, José Antonio del Moral, detalla hoy mismo en su blog:

1. “Nuestra vocación es que Alianzo participe en negocios concretos relacionados con la Web 2.0, manteniendo la matriz como una ingeniería de Web 2.0”.

2. “Hemos decidido invertir en Agora News porque creemos en el proyecto y en los promotores. El vídeo es para nosotros la siguiente evolución de Internet. De hecho, hace un año pusimos en marcha KideTV, un servicio para generar canales de televisión en la Red del que pronto podremos dar nuevas noticias”.

día 36: justificando la inversión inicial

junio 11, 2008

Hoy, justo un mes después de haber recibido los 10.200 euros de ‘pago único’ del INEM en concepto de adelanto de mi derecho al subsidio de desempleo, me ha tocado justificar la inversión realizada en función del plan  de inversión que les presenté inicialmente.

En primer lugar les presenté los gastos que efectivamente había realizado hasta la fecha, que ascienden a 6.312,55 euros:

 facturas bienes adquiridos

 Y en segundo lugar, para completar el presupuesto correspondiente, una factura proforma (equivalente a un presupuesto) con las inversiones que tengo previsto realizar a corto plazo, que asciende a 13.006,55 euros.

factura proforma
 
Debo decir que la funcionaria que me atendió se mostró al principio recelosa con respecto a la validez de la factura proforma a efectos de la justificación aunque, tras consultarlo con el supervisor, volvió para confirmarme que, efectivamente, “ahora ya se dan por válidas”.

Como resultado de la aceptación de mi documentación, el INEM da por cerrado mi expediente y aprueba, como ayuda complementaria a la ya recibida, el pago mensual de los 244 euros de mi cuota a la seguridad social durante los próximos cinco años 🙂